Gestion Bursatil: Los indices financieros y sus limitaciones

Gestion Bursatil: Los indices financieros y sus limitaciones

Comenzaremos este artículo explicando para qué se utilizan los índices: Los mismos se utilizan para analizar el desempeño de una empresa, para ello es necesario establecer valores de referencia contra los cuales se establecerán comparaciones. En la práctica  suelen tomarse dos tipos de comparaciones:

  1. Contra la propia historia de la compañía: en este caso se realiza un análisis de la evolución de dichos índices durante los últimos ejercicios. Los cambios significativos en sus valores absolutos pueden no ser tan importantes en sí mismos, pero pueden indicarnos la necesidad de observar con más detalle los motivos que dieron lugar a tal cambio, para determinar si esto favorece o no a la valuación de la empresa.
  2. Contra el promedio de la industria: comparando los ratios de la empresa analizada con los del resto de las compañías del mismo sector o similares. En este aspecto se debe tener en cuenta que no siempre es posible encontrar similitudes en todas sus características, por lo que quedará sujeto al buen criterio del analista la elección de las empresas contra las cuales se hará la comparación. En cuanto a la comparación contra el promedio de la industria, el riesgo es que ese valor puede incluir cifras de empresas con resultados muy buenos y de otras con resultados malos.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que los índices financieros por construirse a partir de la información contable brindada por la empresa se encuentran bajo la influencia de las prácticas contables y de las características especificadas de cada sector de actividad. Por lo tanto, no es posible establecer valores estándares para cada índice, sino que deben ser analizados dentro del contexto.

Valuación por múltiplos o comparables

Los múltiplos son medidas para estimar de forma rápida el valor de una acción. Como el análisis consiste en la comparación de los valores calculados para la empresa bajo análisis con los de otras empresas similares, el método también se denomina “valuación por comparables”

En la práctica, los múltiplos se construyen a partir del cociente entre un dato de mercado, como el precio de la acción, y valores que surgen de los estados contables.

Tipos de múltiplos:

Múltiplo precio (ganancias por acción) o PER “Price to earnings ratio”, uno de los más utilizados.

Múltiplo cotización (valor libro), es otro múltiplo muy usado, relaciona el precio de mercado de la acción con el valor que surge del balance, llamado valor de libro.

Tanto el PER como el PBV son sólo dos ejemplos de los múltiplos utilizados en la valuación de acciones por comparables, otros ejemplos son: el Precio/EBITDA, Precio/Ventas, Precio/Cashflow.

Referencias: Curso gratuito de Bolsa en Madrid, te permitirá sentar las bases del aprendizaje necesario para crear y gestionar tu propia cartera de valores.