Viscoelastica y Latex

 

Desde  Dormity.com descanso os ofrecemos la explicación de los materiales y diferencias de nuestros colchones.

El material viscoelástico se desarrolló por la NASA con unas propiedades únicas e innovadoras para aliviar la presión del cuerpo.

Este tipo de material sintético nació como resultado directo del programa espacial en los años sesenta, aunque fue a principios de los 90 cuando los investigadores lograron incorporarlo al uso doméstico. El material viscoelástico (también llamado viscoelástica, visco elástica, viscolastic, viscoelástica, etc) se utiliza hoy día en muchos hospitales, incluso se podría decir que tiene un efecto curativo por el hecho de aliviar la presión en zonas delicadas e inflamadas.

Una de las necesidades primordiales del cuerpo humano es descansar. Cuanto más profundo y sin interrupciones sea el descanso, mayor será el efecto reparador y renovador. Hay varias causas que nos pueden hacer salir de la fase de un sueño profundo. Una de ellas es la presión que ejerce la superficie de descanso sobre nuestro cuerpo, hasta el punto de obligarnos a cambiar de postura. Ese movimiento provoca un micro despertar que nos hace salir de la fase de sueño profundo.

La adaptabilidad del material viscoelástico elimina la presión de la superficie de descanso sobre el cuerpo, permitiendo mantenerse más tiempo en la fase óptima del descanso. Los especialistas en descanso han comprobado que el colchón óptimo para descansar no debe ser ni duro ni blando. El material viscoelástico está formado por células abiertas que permiten que el aire circule libremente garantizando una higiene máxima y debido a su alta tecnología y desarrollo, se adapta al cuerpo totalmente, donde otros colchones obligan al cuerpo a adaptarse al colchón.

Diferencia entre látex y viscoelástica

El látex es un material elástico que sale de la resina de un árbol y por lo tanto tiene los problemas derivados de ello como son su alto peso, las bacterias con la humedad le atacan fácilmente y por lo tanto le tenemos que dar la vuelta al colchón con lo engorroso que es pues se dobla y pesa mucho. Podríamos decir que es un producto sobre valorado por el mercado. La viscoelástica es un material viscoso y no tiene los problemas del látex. Se adapta mucho mejor al contorno del cuerpo y no tiene vibraciones de movimiento pues no es elástico. Podríamos decir para aclarar que si apretamos en el centro de un colchón de látex se inclinan las paredes de la superficie pues es un material elástico mientras que en uno de viscoelástica sólo entraría la mano pues la capacidad de adaptación es mejor.

Sin embargo, también dentro del material viscoelástico, existe una amplia variedad de particularidades que dependen del tipo de fabricación del producto. Estas características son importantes en la medida que repercuten directamente en el aspecto final del colchón y en las propiedades que transmiten al usuario.

El material viscoelástico puede presentarse en los colchones de distintas formas. En este sentido, podemos diferenciar entre el viscoelástico espumado y el viscoelástico moldeado.

Podéis seguirnos en Dormity.com Google+

También te puede interesar: