Cómo Almacenar y Desechar Reactivos de Laboratorio

La intención principal de los reactivos es provocar una reacción química entre dos reactantes separados. Generalmente los reactivos también son usados para determinar la presencia de cierta sustancia. Algunos incluso detectan subproductos y sus cantidades luego de una reacción química. La mayoría de los laboratorios utilizan reactivos para propósitos analíticos. Los reactivos de laboratorio pueden tomar varias formas y pueden servir para muchas cosas. El propósito del reactivo depende del tipo de reacción que se pueda generar.

Aunque hay muchos reactivos de laboratorio en la actualidad, los técnicos deberían estar familiarizados con sus propiedades a la hora de envasar, almacenar y entregar. Los técnicos de laboratorio deberían tener los conocimientos para mantener y almacenar los reactivos para evitar la contaminación y el deterioro. También deberían tener conocimiento sobre cómo determinar la pureza de los reactivos además de la viabilidad de los contenedores donde se almacenan. Junto con estos conocimientos, es necesario saber cómo desechar de una forma adecuada cualquier exceso de reactivo o químico para evitar peligros ambientales. También deberían tratar sólo con reactivos que conozcan.

Los reactivos de laboratorio usualmente son almacenados en botellas etiquetadas apropiadamente y ubicados en estantes. Estas botellas pueden ser de plástico o de una clase de vidrio especializado y por lo general graduado. Algunas botellas son teñidas porque ciertos reactivos son sensibles a la luz y podría causar una reacción. Además, es necesario una tapa o tapón especializado porque algunos reactivos suelen producir gases dañinos. Algunos pueden ser volátiles, y sin el tapón se evaporarían fácilmente. Estas botellas también vienen en diversos tamaños, algunas tan grandes como 2000 mililitros.

La mayoría de los técnicos de laboratorio saben que es imposible almacenar reactivos por largo tiempo sin poner en peligro su pureza. Cada reactivo tiene su propia vida útil y la mayoría de las compañías de reactivos tienen una base de datos de todos sus productos incluyendo información como esta. Un código fuente puede fácilmente clasificar el grado y caducidad del reactivo. Las etapas de descomposición de la botella o contenedor también deben ser tomadas en cuenta.

Una vez que se determina que el reactivo ha excedido su vida útil o la del contenedor, y ha comenzado a descomponerse, los reactivos deben ser considerados inútiles y tienen que ser desechados inmediatamente. Hay muchas cosas a tener presente cuando se descarta un reactivo. En primer lugar, es importante etiquetar apropiadamente el contenedor. Luego, hay que considerar las propiedades del reactivo ya que algunos pueden ser corrosivos, inflamables y tóxicos. Cerciórese que los desechos no entren en contacto unos con otros Para evitar reacciones dañinas.

Para más informaciones visite: anticuerpos monoclonales.

Consulte con expertos sobre este tipo de tema y otros que se relacionan. Visite: venta de reactivos quimicos para laboratorio.

También te puede interesar: